En Francia son un símbolo de cordialidad...

Madalenas: una receta francesa clásica y rápida

Una de las cosas más mágicas de vivir en París es caminar por sus calles repletas del aroma de productos recién horneados. Hay una panadería en casi todas las esquinas de esta ciudad y cada parisino tiene su favorita. La abundancia de productos recién horneados disponibles es definitivamente uno de los grandes beneficios de vivir en la capital francesa. Sin embargo, si seguimos algunas recetas clásicas, podemos prepararlas en nuestra propia cocina, sin importar en dónde vivamos. Como en otoño me encanta quedarme en casa y cocinar, pensé que podría preparar unas magdalenas y compartir esta receta clásica francesa con ustedes.

Paris Rendez-vous

Las magdalenas son unos pequeños pasteles húmedos. Su tamaño es pequeño y se hornean en forma de concha, gracias a los tradicionales moldes para magdalenas que podemos encontrar en cualquier tienda de artículos para cocina. En Francia son un símbolo de cordialidad, un detalle dulce y simple que se sirve con frecuencia a los huéspedes acompañadas de una bebida caliente. Por lo tanto, son una receta francesa perfecta para tener a mano si nos gustan las reuniones pequeñas.

Hay tres ingredientes que hacen que estos pequeños pasteles franceses sean especialmente deliciosos. El primero es una combinación de cáscara de limón y extracto de flor de naranjo que es un ingrediente culinario amado por los franceses. Y, por supuesto, la mantequilla, que sabemos que los franceses usan generosamente.

Magdalenas francesas

Antes de comenzar, precaliente el horno a 375 grados. Prepare su bandeja para horno untándola con manteca y espolvoreando un poco de harina para evitar que la masa se pegue. Luego, prepare y mida estos ingredientes:

• 2⁄3 de taza de azúcar
• 1 cucharadita de extracto de vainilla
• 1 cucharada de cáscara de limón
• 1 cucharada de extracto de flor de naranjo
• 1 pizca de sal
• 1 taza de harina multiuso
• 1/2 de taza de mantequilla sin sal derretida
• 2 huevos grandes

Mezcle a mano o con batidora el azúcar, los huevos, la vainilla, la cáscara de limón y el extracto de flor de naranjo en un bol grande. Luego añada la harina de a poco y revuelva. Una vez que los ingredientes estén bien mezclados, agregue lentamente la mantequilla derretida y revuelva hasta que se una. Llene los moldes de magdalenas 2/3 con la masa y hornee durante 13 minutos. Deje enfriar antes de quitarlas de la bandeja para horno.

Para un toque adicional, espolvoree azúcar impalpable o derrita un poco de chocolate para bañarlas. Luego caliente una taza de café o té para disfrutar junto con las magdalenas. ¡Bon appétit!

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos