Son verdaderamente una pieza viva de historia.

Conocemos más sobre "Les Bouquinistes": los vendedores de libros junto al Sena en París

En un hermoso día de otoño en París, hay muchísimos lugares para visitar, pero una de las mejores formas de pasar un día así es paseando por las orillas del río en el centro de París para descubrir los "bouquinistes".

Paris Rendez-vous

Es probable que ustedes ya hayan visitado a los "bouquinistes" parisinos pero, si no lo han hecho, posiblemente los hayan visto en películas o en imágenes impresas de París. Después de todo, estos puestos pintados de verde a lo largo de las orillas derecha e izquierda del río desde el Louvre hasta la catedral de Notre Dame son una de las imágenes más icónicas de París. Por eso, pensé que les gustaría conocer la historia detrás de estos famosos vendedores de libros.

Son verdaderamente una pieza viva de historia. Han permanecido en actividad de manera sistemática durante siglos. Mientras que los vendedores individuales van desapareciendo a lo largo del tiempo, porque entregan el negocio a las nuevas generaciones, los puestos en sí mismos han estado en actividad durante casi 500 años. Hay pocos mercados o tiendas en el mundo que puedan atribuirse tal longevidad. Durante la Guerra Santa, distribuyeron panfletos protestantes prohibidos y luego de la Revolución Francesa el negocio floreció cuando las librerías de la élite adinerada fueron atacadas y redistribuidas a las masas, comenzando por este lugar.

Pero tenga plena seguridad de que estos vendedores no tienen un arrendamiento comercial común. Las cosas se hacen a la antigua usanza y los puestos pasan de generación en generación por orden de jerarquía. ¡Lo último que escuché es que la lista de espera era de ocho años! Los afortunados vendedores reciben cuatro puestos de tamaño uniforme por los que pagan un alquiler simbólico de tan solo 100 euros por año por las paredes de piedra en las que se asientan. Pero las reglas establecen que los puestos deben permanecer abiertos al menos cuatro días por semana o, de lo contrario, debe cederse el lugar. Además, son responsables del mantenimiento, especialmente el buen estado la emblemática pintura verde.

Luego, todo lo que hay que hacer es llenar los estantes con los tesoros que recopilan para que compradores como ustedes y yo vengamos a explorar. Deseo compartir a los "bouquinistes" con ustedes porque son uno de los mejores lugares para obtener una visión retro de la cultura francesa y comprar los suvenires más exclusivos. Además de antiguos libros franceses, aquí podrán encontrar una amplia variedad de viejas revistas francesas de moda, pósteres de películas y conciertos, mapas, libros de historietas e incluso periódicos históricos. Si algo durante la historia apareció impreso, es muy probable que puedan encontrarlo aquí. Muchos vendedores también se dedican a vender arte, especialmente pinturas y bocetos originales de paisajes parisinos. Ocasionalmente, también es posible comprar algunas antigüedades a los "bouquinistes".

Entonces, ya sea que tengan la oportunidad de visitarlos y comprar aquí algún día, o simplemente les guste la historia de París, espero que hayan disfrutado de conocer un poco más sobre estos famosos puestos que han formado parte de la vida de París en distintas épocas.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos