... una noche de sueño reparador y una contundente hidratación de la piel era todo lo que necesitaba durante mis viajes para devolverme al estado zen de mi hogar en París.

Hydra Zen: una piel hidratada y libre de estrés durante 24 horas

Para mí, las últimas semanas han sido una seguidilla de viajes continuos. Los días en aviones y las noches en sofás de amigos o familiares me han dejado exhausta y estresada, y a mi piel también. Cuando estoy lejos de casa por un tiempo, como lo he estado hace poco, extraño poder relajarme en mi hogar de París y disponer del tiempo para mantenerme al día con mi rutina de cuidado de la piel. Mi piel también lo extraña, y me lo ha hecho notar. Entonces, ¿qué debo hacer?

Paris Rendez-vous

Cuando aterricé en Los Ángeles esta semana, fui directamente a hacerme un tratamiento facial. No es un lujo que me doy habitualmente, pero una o dos veces al año es fantástico hacer una cita con una esteticista para determinar qué necesita la piel. “¿Te estás hidratando lo suficiente?”, me preguntó Kelly. Estaba segura de que sí, ya que uso un humectante todas las mañanas. Pero me dijo que humectar no es lo mismo que hidratar.

De hecho, le sorprendería saber que los humectantes solamente le brindan humedad a la superficie de la piel. Los productos de hidratación, no obstante, actúan más profundamente, ya que le infunden agua a la piel a nivel celular, brindándole volumen y suavidad. Hay una diferencia y un régimen de cuidado de la piel ideal (sobre todo en los próximos meses de invierno) implica una hidratación después de la limpieza, para luego continuar con un producto humectante que ayude a sellar toda esa maravillosa hidratación al cubrir la epidermis. ¡Me sorprendió mucho!

Así que después de mi tratamiento facial me registré en mi hotel para una noche de descanso y relajación junto a mi nueva colección Hydra Zen de Lancôme. Sé que ha estado volando de los estantes de Lancôme, así que tenía que probarla. Pero hasta que me hice mi tratamiento facial, ¡no sabía cuánto lo necesitaba!

Hydra Zen Masque me ayudó a tener un sueño reparador. Aplíquela antes de irse a la cama y su hidratación intensa actuará durante toda la noche para brindarle a su piel un aspecto más radiante y tonificado. Por la mañana, enjuáguese el rostro y aplique una de las cremas humectantes Hydra Zen para sellar la hidratación y proteger y preservar aun más la piel. Mi favorita es la crema Hydra Zen Gel-Crème porque las fórmulas en gel son particularmente buenas a la hora de brindar hidratación y suavizar la piel. Si prefiere una opción más ligera, Hydra Zen Beauty Essence es el equilibrio perfecto.

Así que resulta que una noche de sueño reparador y una contundente hidratación de la piel era todo lo que necesitaba durante mis viajes para devolverme al estado zen de mi hogar en París.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos