Cada año pienso, '¿No sería mágico si nuestros árboles estuviesen rosados durante todo el año? ¿Si permanecieran así?'.

Le Temps des Cerises: ¡un momento para atesorar!

He estado mirando y esperando con ansiedad que nuestros cerezos florezcan aquí en París. Es un momento especial cada primavera que recuerdo cada año cuando me detengo a fotografiarlos y a maravillarme ante ellos cada día, mientras duran.

Hay varios grupos de ellos en toda la ciudad, y cuando florecen cada abril son como nubes rosadas flotando en el cielo de París. Nos sentamos debajo de ellos, al resguardo del sol y bañándonos con su delicada luz rosa, como un festival oficial de primavera al que todos fuimos atraídos.

Sus delicadas y pequeñas flores brotan rápidamente, la auténtica fuerza de la naturaleza, solo para caer y salir volando con el viento, más o menos una semana después. Todos sabemos que las flores de cerezos se van tan rápido como aparecen. En cuestión de una semana o menos, aparecen y desaparecen, sus ramas empujadas con los brotes verdes del árbol. Cada año pienso, “¿no sería mágico si nuestros árboles estuviesen rosados durante todo el año? ¿Si permanecieran así?”. Sin embargo, creo que la naturaleza tiene sus planes y lecciones. Es la naturaleza efímera de las flores lo que hace que nos detengamos a apreciarlas, porque sabemos que es un momento muy valioso. Del tipo que solo ocurre a menudo y, por lo tanto, disfrutamos cada minuto, mientras dure. Le temps des cerises, como lo llamamos en francés, nos enseña a atesorar cada momento porque antes de que nos demos cuenta, desaparecerá.

Paris Rendez-vous

Solía creer que existía una fragancia para cada mujer. Y que una vez que se encontraba la correcta, era algo que se usaba a diario. Sin embargo, ahora no estoy tan segura de ello. Algunos momentos son especiales, días o semanas diferentes a los demás. Por lo tanto, una mañana tranquila esta semana me encontré buscando un aroma que no había olido desde hacía mucho tiempo. Con un buen toque de Trésor, salí para visitar el Parc de Sceaux y sentarme debajo de las flores de cerezo de este año. Un aroma especial para un día especial que siempre me recordará a una mañana debajo de las flores de cerezo. Un recordatorio para atesorar estos mágicos momentos en la vida antes de que escapen...

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos