Una frase en francés que escuchamos frecuentemente es "joie de vivre".

Cómo dominar el arte de "joie de vivre"

Una frase en francés que escuchamos frecuentemente es joie de vivre. Hay algo tan poético acerca de la naturaleza del término en francés, que no se siente del mismo modo traducido a otro idioma. La “alegría de vivir” no provoca la misma sensación, capaz de sugerir la filosofía y el arte que implica la joie de vivre. A lo largo de los años he llegado a comprender que joie de vivre forma parte de Lancôme del mismo modo en que forma parte de la cultura francesa en general, porque, para ambas, la felicidad es hermosa. Se trata de cultivar la alegría, vivir sin prisa y apreciar todas las cosas, grandes y pequeñas.

Paris Rendez-vous

Los franceses me han enseñado bien en los casi nueve años que llevo aquí, pero hace unos años que parece haber cierta especulación internacional acerca de que han perdido su joie de vivre. Les aseguro que cualquiera que les diga eso está muy equivocado. Claro, los franceses tienen una reputación humorística de quejarse, acerca del trabajo o de cualquier cosa que les caiga mal en el estado actual de lo que ocurre en el mundo. Pero es allí donde yace la magia de la joie de vivre francesa: su esencia verdadera es profundamente personal e individual, separada de los grandes problemas del mundo, una especie de preciado espacio mental y una forma de vivir que nos lleva de regreso a lo que es importante: las cosas que tenemos frente a nuestros ojos aquí y ahora. Entonces, aquí les cuento lo que joie de vivre significa para mí y para muchos franceses, para que ustedes también puedan ver que la vie est belle...

Tomarse el tiempo necesario. Sí, la proverbial idea de detenerse a oler las rosas. Pero los franceses realmente se lo toman a pecho. Para empezar, se toman más tiempo para almorzar y beben más lentamente. Rara vez aceleran en una autopista o corren para alanzar el tren o el autobús. Cuando dejan de correr de un lado a otro, uno comprende que en realidad hay pocos motivos en la vida para hacerlo. Tanto esfuerzo y estrés por tan poco a cambio. Los franceses saben que ir más despacio nos permite apreciar y vivir cada momento más intensamente.

Vivir según la estación. En lo que respecta a comida y festividades, los franceses son los maestros de vivir según la estación. Adoptar algo diferente en cada estación significa que siempre hay algo que esperar con ansias, incluso en los meses fríos y grises del invierno hay viajes anuales a la nieve, festejos por las fiestas que organizar, una "raclette" que preparar.

Colocar a los amigos y a la familia por sobre todas las cosas. Los franceses saben qué es lo verdaderamente importante en la vida y que los amigos y la familia siempre tienen prioridad frente al trabajo y demás responsabilidades mundanas. Esto puede ser molesto para quienes quieran comunicarse tarde con alguien en la oficina, pero es una de las mejores cosas que tiene vivir en Francia. Los franceses adoran tener familias numerosas y una vida social muy activa, porque se hacen tiempo para ambas cosas.

Rodearse de belleza. Cuando se trata de diseño, los franceses rara vez ponen la función por encima de la forma. Ellos creen que vivir una vida estéticamente hermosa no solo es bueno, sino fundamental para la felicidad. Buscan la belleza en la vida diaria, desde sus hogares hasta el inmenso apetito por la cultura de disfrutar del arte, el teatro, la danza y más. Encuentran la belleza en pequeñas cosas, como cuando se revela en el aroma de una deliciosa fragancia.

Ver el lado gracioso de las cosas. Algunas personas interpretan esto erróneamente y creen que los franceses son negativos, pero la realidad es que los franceses pueden encontrar el humor en casi todo. No se preocupan demasiado por ser políticamente correctos ni por pisar accidentalmente a otra persona, hablan libremente y han perfeccionado el arte de tomarle el pelo a la gente. No por ser malos, sino más bien como una señal de afecto y un recordatorio de que no hay que tomarse las cosas tan seriamente en la vida y de que siempre hay un motivo para reír.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos