Hace algunas semanas, la Ciudad de la Luz brilló más intensamente, ya que Lancôme iluminó el Palais de Tokyo en París para un evento muy especial.

Compartir la luz: París brilla más intensamente para un evento muy especial

Hace algunas semanas, la Ciudad de la Luz brilló más intensamente, ya que Lancôme iluminó el Palais de Tokyo en París para un evento muy especial. ¿La ocasión? La Vie Est Belle L’Éclat…el nuevo y radiante eau de parfum de Lancôme.

Paris Rendez-vous

La Vie Est Belle es la fragancia de la felicidad, y esta nueva edición de L’Éclat es una invitación a apreciar la alegría de vivir, o "joie de vivre", y compartir su luz. Su aroma fresco y sensual de flor de naranjo llenaba el aire a medida que avanzábamos por la alfombre roja. Las luces bailaban junto a las botellas multifacéticas de L’Éclat que decoraban la sala, proyectando reflejos sobre la multitud e iluminando los rostros sonrientes que acudieron a celebrar esa noche con Lancôme. Todos estaban tan sonrientes que se aprovechó al máximo la cabina de fotos ultraglamorosa preparada para la noche. A diferencia de cualquier cosa que haya visto anteriormente, el salón de baile en miniatura con espejos, candelabros y luces fue el escenario de fotografías de amigos, como recuerdo de esa deslumbrante noche.

Más tarde, cerca del bar y con copas de champán en mano, conversamos y bailamos al son del espectáculo de música en vivo de la cantante parisina L’Impératrice y su banda, mientras los artistas de maquillaje de Lancôme conferían estilos de maquillaje con brillo a muchos invitados dispuestos a participar y aumentar el factor de glamour de sus atuendos para la noche. Al final de la noche, fuimos hasta el balcón para admirar la vista. Casi como si pudiésemos estirar la mano y tocarla, la Torre Eiffel, al otro lado del río, brillaba mientras su reflector giraba iluminando París y sus alrededores. Me preguntaba hasta qué distancia se podrían ver esas luces de París. No lo puedo saber con certeza, pero sí sé que, con La Vie Est Belle L’Éclat, esa noche llegamos un poco más lejos.

Cada uno de nosotros partimos de la celebración con un regalo muy especial de Lancôme, una botella de L’Éclat con grabado personalizado, para hacerla a nuestro gusto. Con el espíritu de compartir la luz de la felicidad, pensé que sería un regalo ideal para las próximas fiestas: un perfume fresco, sofisticado y radiante para que brille la luz sobre las mujeres especiales de nuestra vida. Su hermosa botella y delicado aroma les encantarán a las personas afortunadas que lo reciban, una alegría para dar y recibir. Con algunas semanas aún para las fiestas, es el momento perfecto para hacer el pedido con un grabado personalizado gratis a elección, así que están a tiempo de compartir la luz y recordar que, con Lancôme, la vida es bella.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos