Antes de ir a la cama cuido mi piel para poder dormir bien...

Bella durmiente, bella por siempre

Hay belleza en el paso del tiempo. A medida que envejecemos debemos atesorar la sabiduría que nos brinda constantemente la experiencia. Después de todo, tuvimos más tiempo para conocernos a nosotras mismas y para sentirnos seguras con lo que somos.

Si eres como yo, es posible que disfrutes descubrir que tu rostro no tiene la misma firmeza y revela una apariencia más femenina y sofisticada, que coincide con cómo te sientes. He descubierto que incluso una o dos arrugas pueden ser útiles al entrar a una sala de reuniones o entrevista; le muestra a las personas que has pasado por muchas experiencias para llegar a ser profesional. Por supuesto que envejecer también requiere de más sofisticación y de conocimiento para comprenderlo como deseas. Las mujeres francesas parecen ser maestras en este arte, y por suerte algunas de ellas me transmitieron el conocimiento y me dieron orientación. Al igual que con las enseñanzas de mi madre y con los productos adecuados de Lancôme, me siento más preparada para los años que vienen. Me tomo un día a la vez, comenzando incluso antes de acostarme.Paris Rendez-Vous

Antes de ir a la cama, trato mi piel para poder dormir bien sabiendo que hice lo mejor para cuidarla. Es un ritual terapéutico del que me enorgullezco: preparar mi cuerpo y mente para aprovechar al máximo el sueño reparador de todas las noches, mientras mi piel descansa y se regenera. Después de una limpieza rigurosa, sigue el tratamiento y, luego, una dosis saludable de sueño. A continuación encontrará consejos diarios para lograr una belleza eterna con una piel radiante, suave y saludable, desde antes de acostarse hasta la mañana siguiente.

PARA LA NOCHE

•  MÍMESE: antes de ir a dormir, use Génifique Night Repair de Lancôme. Cada mañana, aplique el suero activador de juventud Advanced Génifique en todo el rostro para lograr una piel radiante y suave; luego, aplique Génifique Eye-Light Pearl para iluminar los ojos.
•  DUERMA LO ADECUADO: duerma al menos siete horas (idealmente ocho), esto permite que la piel, el cuerpo y la mente se relajen y recuperen.
•  DUERMA BIEN: cuando pueda, duerma sobre la espalda para evitar el roce del rostro sobre la almohada. De lo contrario, y si lo hace durante muchos años, pueden surgir arrugas no deseadas. Dormir sobre la espalda también hace que la gravedad haga su trabajo y la piel quede tirante.

PARA EL DÍA

•  PROTEJA SU PIEL: use humectante o base con FPS, en especial en primavera y verano.
•  EL CUELLO: con las cremas antiedad nos enfocamos principalmente en el rostro, pero no olvide el cuello y escote. Humecte, proteja y cuide su escote porque esta piel es igual de importante.
•  USE ANTEOJOS DE SOL: Cuando el sol sale y usted no tiene sus anteojos, deberá entrecerrar los ojos. Años de hacer esto contribuirán a desarrollar patas de gallo y otras arrugas no deseadas, así que sea prudente y use anteojos de sol.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos