Este automóvil francés icónico ha estado vigente desde su creación en reemplazo de los carruajes a caballo.

La ruta panorámica

Por ello, con frecuencia aquí durante nuestra reunión, digo que París es la ciudad más hermosa del mundo. Lo es para mis ojos al menos. Pero debo preguntarme “¿Muestro lo suficiente?”.

Pensé que era el momento de llevarlos a recorrer algunos de los monumentos más importantes de la ciudad. ¿Qué mejor que llevarlos por París en la parte de atrás de un Deux Chevaux francés vintage junto a un conductor que conoce la ruta panorámica de París como la palma de su mano? Ingrese a Paris Authentic y nuestro conductor du jour, Arno, nos pasará a buscar para dar un paseo en una mañana soleada.

Primera parada, ¡la Bastilla! Aquí nos sumamos a Arno y conocemos el Deux Chevaux pintado con los colores patrios rojo, blanco y azul. Este auto francés icónico ha estado vigente desde su creación en reemplazo de los carruajes a caballo para los agricultores del campo. No existe un camino que este pequeño vehículo no pueda transitar, y ha sido fabricado para durar mucho tiempo, por eso puede ver varios de ellos aún en las calles de París. A los pies de la histórica Bastilla nos ubicamos en el asiento trasero. Hace tiempo, aquí existía una prisión, pero, durante la Revolución Francesa, el pueblo la asaltó y la destruyó, reemplazándola finalmente por un gran obelisco que en la actualidad se encuentra en el centro de este lugar, creando así el monumento de la revolución.

Paris Rendez-vous

Más adelante cruzaremos desde la orilla derecha a la orilla izquierda a través de la encantadora Île de la Cité en medio del río Sena. Cuando nos dirigimos hacia el oeste, pasamos por Les Invalides, el hermoso edificio dorado abovedado donde cientos de militares heridos fueron atendidos. Hoy, es un museo donde se encuentra la tumba del gran conquistador francés, Napoleón Bonaparte.

No muy lejos de aquí, nos encontraremos con la Torre Eiffel, quizá la estructura más emblemática del mundo y el símbolo de París. Al pasar cerca de ella, nos detenemos por un momento y la admiramos en silencio. Nos acercamos más para tener una mejor perspectiva de cuán alta es, y miramos a través del techo transparente de nuestro Deux Chevaux sorprendidos por su tamaño real.

Al regresar a la orilla derecha, nos acercamos al hermoso Arc de Triomphe. El arco adornado fue construido para rendir homenaje a los valientes soldados franceses que perdieron sus vidas en las Guerras Napoleónicas y la Revolución Francesa. Además, es una de las rotondas más congestionadas del mundo, ya que está permitida la circulación de todos los vehículos. Pero Arno está tranquilo, indiferente y sereno, da varios giros en U para que podamos apreciar mejor.

Más adelante y en ascenso, nos dirigimos hacia la hermosa villa ubicada en el cerro. Montmartre es el lugar donde se reúnen los artistas y espíritus libres de la ciudad para disfrutar de sus increíbles vistas. Completamos nuestro paseo al pie de la iglesia Sacré Coeur, con un minuto extra para empolvar mi nariz y tomar una o dos fotografías antes de volver a casa.

¿Ahora entiende por qué pienso que París es la ciudad más hermosa del mundo? Mais oui!

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos