Son las prendas que mantienen vivo el sueño de la moda de una manera que nada más puede hacerlo, y eso se lo debemos agradecer a París.

Haute Couture: una tradición francesa de moda fina

Tras la última Semana de la Moda de París (Paris Fashion Week), pensé que sería el momento ideal para hablar sobre una tradición de la moda única en Francia, la Alta Costura. París es el lugar de nacimiento de la Alta Costura y una tradición valiosa que sigue viva en Francia.

Paris Rendez-vous

Debido a que la moda en el siglo XXI es sinónimo de diseñadores propios, sería difícil imaginarla de alguna otra forma. Los conocemos por las tendencias que lideran, sus nombres en las etiquetas de nuestras prendas e incluso por sus personalidades debido a las cuales suelen convertirse en celebridades. Sin embargo, hace algunos siglos, las modistas eran simples costureras. No fue hasta que la modista de María Antonieta, Rose Bertin, comenzó a recibir aplausos por el concepto de una visión específica de diseñador aferrada a las prendas que confeccionaba. Ya a principios de 1900, París era la capital mundial de la moda. Las mujeres adineradas viajaban desde lejos hasta aquí para comprar prendas y accesorios. Ciertas modistas comenzaron a obtener protagonismo al presentar colecciones prediseñadas en carpetas y modelos vivos para que las clientas pudieran realizar pedidos y tener prendas a su medida. Y voilà, es el nacimiento de la Alta Costura y el moderno diseñador de moda, el momento más crucial de la moda, justo aquí, en París.

El término couture se traduce literalmente del francés como “confección” y, en ciertas ocasiones, se utiliza la palabra de manera arbitraria para insinuar prestigio. Sin embargo, en Francia, la Alta Costura no es algo que se toma a la ligera. El término está protegido por la ley y regulado por la Cámara Sindical de Alta Costura, que impone pautas estrictas que los diseñadores deben cumplir para que se considere una casa de Alta Costura. Deben...

• Diseñar a medida para clientas privadas, con uno o más accesorios.
• Tener un atelier (taller) en París donde se emplee como mínimo a quince personas a tiempo completo.
• Disponer, como mínimo, de veinte técnicos a tiempo completo, al menos en un atelier.
• Presentar al público una colección de al menos cincuenta diseños originales que incluyan prendas de día y de noche cada temporada de moda.

En la actualidad, el concepto de Alta Costura es menos apropiado para el comercio contemporáneo de la moda. Para los diseñadores, las colecciones de Alta Costura ya no suponen generar dinero, sino prestigio. Como asistí a algunos de los espectáculos de Alta Costura en la última semana de la moda, recordé que estos diseñadores con hermosas colecciones pueden mostrar con orgullo su savoir faire y hacer que sus visiones de sastre más salvajes cobren vida, inspirando conceptos que frecuentemente se volverán a ver en sus colecciones de prêt-a-porter (listas para usar). La Alta Costura representa los vestidos de ensueño que deseamos mientras caminan por la pasarela y la alfombra roja. Son una moda que llegó a ser una forma de arte que ha quedado marcada en la historia en museos de moda del mundo entero. Son las prendas que mantienen vivo el sueño de la moda de manera tal que nada más puede hacerlo... y eso se lo debemos agradecer a París.

Imágenes cortesía de Patuna Couture de su colección FW de 2016.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos