Ver los museos de París de noche es
un modo completamente nuevo de visitarlos.

La Noche de los Museos

Hay pocas cosas más espectaculares que ver un atardecer sobre el Sena. El sábado pasado me senté en el puente entre el Louvre y el Musée d’Orsay, disfrutando de uno de los atardeceres más vibrantes que he visto en mucho tiempo. Anaranjado, magenta, púrpura y luego azul… era como la gran obra maestra de París.

Paris Rendez-vous

Pero en esta época del año el clima es cálido y afable, por lo tanto el día no termina cuando cae el sol. En una noche de primavera se lleva a cabo el evento anual La Noche de los Museos durante el cual los cientos de museos de la ciudad permanecen abiertos hasta la medianoche para recibir a los visitantes. De hecho, no me había dado cuenta de que era la Noche de los Museos en París hasta que me puse a ver el atardecer y observé un anuncio de los servicios públicos en un pequeño letrero al final del puente. Convenientemente, ahí estaba yo en medio de dos de las mejores colecciones de obras maestras del mundo del arte. Uno de los muchos beneficios de vivir en París, supongo…

¡Entonces decidí aprovecharlo! Ver los museos de París de noche es
un modo completamente nuevo de visitarlos. Hay algo de esto que parece misterioso, como si me hubiese colado muy tarde para robar. Ciertamente agrega un toque de aventura a las visitas a los museos. A medida que uno entra y sale de las salas del Louvre, se puede espiar a la Ciudad de la Luz de noche e imaginar lo que debe haber sido tener este lugar como hogar hace cientos de años cuando era el palacio de la familia real. Y de noche, cruzando el río, en el Musée d’Orsay, es posible espiar a través de la torre del reloj para obtener una vista espectacular de la ciudad, imaginando cómo habría sido ser parisino llegando hasta aquí de noche en tren hace cientos de años cuando el lugar funcionaba como estación de trenes.

Pero esta noche los museos cambian no solamente a raíz del horario. En La Noche de los Museos hay espectáculos, actuaciones, conciertos, danza, talleres y más. En esta noche, el compromiso de Francia y de París con la cultura, nueva y antigua, converge en la ciudad y es realmente algo que hay que ver.

Si no puede venir a París esta noche del año, le complacerá saber que casi todos los museos más importantes de la capital francesa tienen una jornada a la semana que denominan nocturna. Estas noches las puertas abren hasta tarde e incluso a veces la entrada es gratuita para que todos puedan disfrutar de las colecciones de noche. Por lo tanto, para su próxima visita a parís, asegúrese de verificar el cronograma de los museos para que usted también pueda disfrutar de una noche en el museo.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos