…el vino de algún modo forma parte de la historia misma de Francia.

Visite los viñedos franceses: una escapada desde París en verano

Una de mis actividades favoritas en París es visitar la tienda de vinos de mi vecindario o cave à vins, como lo llamamos aquí, a fin de descubrir vinos nuevos para ocasiones específicas. Quizás para una comida que estoy preparando, para un amigo que voy a visitar o para hacer un regalo especial. Los parisinos se toman muy seriamente la elección del vino pero también con mucho placer, ya que el vino de algún modo forma parte de la historia misma de Francia.

Paris Rendez-vous

De hecho, los vinos franceses son los únicos que llevan su nombre no por la variedad de la sepa sino por su región de origen. Borgoña, Burdeos, Champaña y así sucesivamente… estos vinos son todos regiones de Francia. La lista continúa. A través del vino podemos degustar la rica cultura del país y frecuentemente lo que distingue a cada región. Nuestro vino está arraigado en tantas de las cosas que engrandecen a Francia: el "terroir" o territorio, la gastronomía, el "savoir faire" o saber hacer y "joie de vivre" o la alegría de vivir.

Con el verano acercándose, es temporada alta para viajar por Francia y cuando recibí una invitación de la oficina local de turismo para una excursión de varios días destinada a visitar los viñedos franceses, acepté de inmediato. Armé mi equipaje agregando la colección de colores de verano 2016 de Lancôme, que era justo el estilo cálido que necesitaba para mi soleado viaje al sur. Abordé un tren desde Gare de Montparnasse y mi viajecito me llevó a una región llamada Gaillac donde se han cultivado uvas durante los últimos 3,000 años.

Ya sea la ciencia detrás de los cosméticos o el "savoir faire" del vino, me encanta aprender cómo se elaboran las cosas. Durante tres días tuve el placer de conversar con productores vitivinícolas, caminar por los viñedos y probar los vinos Gaillacois. Aprendí cómo distintos tipos de suelo se corresponden con distintas variedades de uvas y cómo la mayor parte del proceso que lleva la elaboración de un vino tiene lugar en la vid, una dedicación a lo largo de todo el año cuidando el viñedo para obtener la mejor cosecha. Pero cada pequeño paso del proceso es importante, desde la selección de uvas para combinar, el barril donde añejarlas, el tiempo de destilación, la forma de la botella, el estilo de la etiqueta y más y más detalles. La región entera está cubierta de viñedos y hay hermosas aldeas históricas esparcidas en las cimas de las colinas que vale la pena visitar, además de disfrutar de la vista desde lo alto.

La industria vitivinícola ha sido dominada hace tiempo por hombres que continúan históricamente el negocio familiar. Pero cada vez más, nosotras las mujeres estamos abriéndonos un lugar en la industria como enólogas, sommeliers y productoras vitivinícolas. En Gaillac existe actualmente una asociación de productoras vitivinícolas mujeres que conjuntamente se han dispuesto a restaurar muchas de las estructuras históricas en antiguos viñedos y a incorporar nuevos métodos en la región.

Por lo tanto, ya sea que esté degustando un vino francés en su casa, disfrutándolo en un café de París o visitando una bodega, apreciar el vino francés es apreciar a Francia. Qué maravillosa y deliciosa forma de descubrir el país que Lancôme llama hogar.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos