Al igual que el vino y el perfume, para los franceses el té es algo serio.

La hora del té en París

El principio de septiembre en París es el momento de la rentrée, cuando los parisinos regresan de su mes de vacaciones para volver al ritmo de la vida cotidiana. Todos estamos de vuelta en la ciudad y queremos reencontrarnos con amigos que no hemos visto por semanas. A partir del 01 de septiembre, cada momento libre en la agenda se ocupa con una reunión entre amigos. De hecho, mientras escribo esto, estoy sentada en un pequeño café escondido pasando Pigalle, esperando a una amiga para tomar el té y ponernos al día.

Paris Rendez-vous

Así que no hay mejor época para visitar las numerosas casas de té de la ciudad y disfrutarlas. Al igual que el vino y el perfume, para los franceses el té es algo serio. Basta con una visita a Mariage Frères para entender. Los caballeros llevan sacos blancos y se colocan de pie frente a las filas del mostrador, con las hileras de té en lata detrás, formando una T (sí, es un juego de palabras) para probar lo que nos dicte el corazón. Tienen tanta variedad, de hecho, que la carta del salón de té es como un libro entero, con descripciones detalladas de los cientos de tés que tienen a disposición, y que provienen de todas partes del mundo. Es un secretito bien guardado, pero es precisamente Mariage Frères de Francia la que provee de té a Harrod's de Londres, que luego lo renombra como británico. A pesar de que nuestros vecinos del Norte son, en general, más conocidos por la hora del té, la historia de Francia con el té es muy evidente en Mariage Frères y en otros lugares.

Otra de mis casas de té favoritas de París es Nina's. Aquí las cosas son un poco más sencillas. En realidad, Nina's es famosa por un té en particular, una mezcla suave de rosas con un toque de manzana. Pero no de cualquier manzana, sino de la que proviene de los jardines de Versailles. Por lo que es un buen lugar para disfrutar del té al estilo tradicional de María Antonieta, sentadas en sillas estilo Luis XVI de un rosado perfecto. Si alguna vez la visitan, también recomiendo darse un gusto con una porción de su pastel. No se me ocurre un lugar mejor para tomar el té y ponerse al día con amigas en esta época del año.

Si alguna vez se encuentran en París, aquí les dejo una lista de mis lugares favoritos para un té francés por excelencia.

Le Peninsula: el restaurante del vestíbulo del hotel Le Peninsula, en el elegante distrito 16, ofrece un moderno servicio completo de té francés, con bocadillos dulces y deliciosos acompañados por té caliente o frío... comme vous voulez !

Mariage Frères: mi sucursal favorita de Mariage Frères es la de Le Marais. Probablemente tengan la mayor selección de tés que se pueda encontrar en el mundo, y hasta un pequeño y encantador museo de té en el piso de arriba. También es el lugar ideal para elegir algunos tés como souvenir para llevar a casa.

Nina's Paris: tal como mencioné, es uno de mis lugares favoritos de la ciudad. Escondido justo detrás de Place Vendôme, siempre es tranquilo, y el personal es muy amable.

Lily of the Valley: este lugar pequeño y encantador en el barrio Haute Marais es una nueva incorporación de París de los últimos años. La colección de tazas de té de época es adorable, y la amplia selección de tés puede saborearse con algunos de sus postres hechos en el momento.

Ladurée: para pasar la hora del té de otra forma especial en París, visiten el local de Ladurée en el distrito 6. La decoración de este salón de té tiene inspiración asiática, infundida con los colores pasteles clásicos de la casa y completamente apacible. Recomiendo su té María Antonieta con un bocadillo Rose Religieuse.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos