Para celebrar el lanzamiento de la nueva colección de fragancias Maison Lancôme, pensé en llevarlas a hacer un breve viaje.

Maison Lancôme: un viaje a la fuente de los ingredientes más finos

Para celebrar el lanzamiento de la nueva colección de fragancias Maison Lancôme, pensé en llevarlas a hacer un breve viaje. A decir verdad, eso es lo que me encanta de los perfumes. No son solo una experiencia olfativa, sino también casi una manera de transportarse a un lugar para saborearlo y sentirlo. Esa fue mi experiencia hace poco, en el Instituto Lancôme de la Rue Faubourg Saint Honoré, cuando fui a sentir las fragancias de Maison Lancôme personalmente.

Paris Rendez-vous

Primero, probé Lavandes Trianon. Su nombre me llamó la atención porque la lavanda es uno de mis aromas favoritos desde que soy una niña, y casualmente también proviene de unos de mis lugares preferidos de Francia y el mundo entero: la Provenza. Pero mi viaje con esta fragancia no fue solo a través de este aroma. De hecho, unos pocos días después, me enteré de que volvería a esa región en un breve viaje con mi familia. La fina lavanda, aroma base de Lavandes Trianon, es tan preciosa como el lugar donde crece. La Provenza está cubierta de campos de lavanda en primavera y verano, y el famoso viento mistral transporta su aroma a través de sus aldeas y paisajes. Se recogen hacia fines del verano, una vez que han crecido por completo, y nosotros llegamos justo en la última semana, a tiempo para obtener algunos ramos de la cosecha de 2016 de los monjes de la Abbaye Notre-Dame de Sénanque.

La lavanda fina, a diferencia de la lavanda común, solo crece a más de 1000 metros, motivo por el cual la mayoría se encuentra en el Plateau de Valensole. La primera vez que fui me quedé con la boca abierta ante las colinas cubiertas de púrpura hacia donde mirara. Para hacer solo diez litros de aceite esencial de lavanda, a través de un proceso de destilación, se necesitan no menos de una hectárea entera de estos campos de lavanda fina. La lavanda tiene un aroma muy fresco y suave, huele un poco a flores y a hierbas, todo al mismo tiempo. A mi lado gourmand (complaciente) le encanta cómo lo han mezclado con toques de vainilla, para crear una fragancia que siempre me levanta el ánimo de la misma manera que la misma Provenza. Cuando regresé allí la semana pasada, llevé conmigo mi Lavandes Trianon, casi como una pequeña peregrinación hacia la mismísima fuente.

Les cuento sobre este lugar y la lavanda no solo porque son majestuosos, sino para mostrarles lo realmente precioso que es cada uno de los ingredientes seleccionados para esta variedad de aromas. Son parte de la historia de Francia, y este no es más que un capítulo de las muchas notas que algunos de los mejores perfumistas del momento buscan con dedicación y combinan con excelencia para las fragancias Maison Lancôme. La excelente combinación de los mejores ingredientes es el motivo por el que se llaman fragancias Grand Cru, al igual que los mejores vinos.

Estas mezclas exquisitas están embotelladas en hermosos frascos de vidrio con detalles dorados diseñados por los artistas Alex & Marine, un recipiente a medida para las obras maestras que constituyen. A través de ellos, podemos ver cómo la abundancia de Francia inspiró al fundador de Lancôme, Armand Petitjean, a crear una tienda de fragancias hace tantos años, y cómo la colección Maison Lancôme sin dudas continúa con ese sueño.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos