En realidad, son imprimadores de corrección de color para el rostro y, como los imprimadores se están haciendo muy populares, quisiera presentarles mis favoritos...

Miracle CC Cushion: corrección de color más bella y sencilla

La semana pasada, el Día Nacional del Macarrón me recordó uno de mis descubrimientos favoritos de Lancôme del año pasado. Quizás ustedes también los hayan visto desde entonces. Estos hermosos imprimadores compactos con almohadilla en colores pastel tienen un aspecto similar a los macarrones, y son tan dulces que dan ganas de comerlos. En realidad, son imprimadores de corrección de color para el rostro y, como los imprimadores se están haciendo muy populares, quisiera presentarles mis favoritos y contarles de qué se tratan.

Especialmente al final del invierno, o en realidad, en cualquier momento del año, el tono de la piel está naturalmente desparejo. Los imprimadores juegan con la gama de colores para emparejar el tono de la piel, corrigiendo y equilibrando diferentes áreas del rostro, generalmente con opuestos. El resultado es una tez sumamente pareja, con todos los efectos de una base regular. Pero en lugar de dejarnos el trabajo de cubrir el tono desparejo, lo que hacen es corregir.

Hasta ahora, prefiero el imprimador Miracle CC Cushion porque, al igual que la mayoría de los productos con almohadilla, son ligeros, húmedos y fáciles de aplicar. Los imprimadores se aplican después de la rutina habitual de cuidado de la piel y antes del resto del maquillaje, sobre todo de la base. Aquí les explico cómo se usan los diferentes colores para lograr diferentes efectos, un poco de lo que aprendí del tutorial de Lisa Eldridge, en el que lo llama el “método del macarrón”... ¡Tan tierno!

Paris Rendez-vous

Verde: este es mi color de imprimador favorito. Tengo un tono de piel muy rosado y claro y, si bien me encanta, mis mejillas tienden a ponerse especialmente rosadas y a mancharse un poco. El enrojecimiento también puede provenir de manchas: si son humanas, seguro también han tenido este problema. El verde es ideal para atenuar esos tonos rojos y rosados. Lo uso en las mejillas y en cualquier área donde he tenido problemas en la piel, con erupciones que han dejado marcas.

Rosado: este color de imprimador es excelente en general para todos los tonos de piel. Si su piel tiene signos de cansancio o estrés, un imprimador rosado ayudará a devolverle un poco de vida, dándole un efecto de luminosidad y un saludable flujo de sangre al rostro, como el que se tiene después de hacer bastante ejercicio.

Púrpura: es el imprimador perfecto para los tonos de piel muy amarillos y oliva, que son más propensos a lo que llamamos “piel sin brillo”, especialmente alrededor de los ojos. La piel sin brillo tiene un aspecto demasiado amarillo y, a veces, puede verse opaca, poco saludable o envejecida. Se puede usar una capa ligera en todo el rostro para atenuar la palidez o centrarse en las áreas problemáticas. La piel se verá más iluminada y equilibrada.

Amarillo: este es otro excelente color de imprimador que suelo usar mucho. Quienes son como yo y tienen cabello, piel y ojos claros, generalmente tienen una tez clara y fría. Me gusta darle un aspecto más cálido con una capa ligera de imprimador amarillo. La piel clara también puede exponer esos pequeños vasos sanguíneos rojos y púrpuras alrededor de los ojos o junto a los orificios nasales, y este amarillo ayudará a equilibrar los tonos azules y hacerlos menos evidentes. El imprimador amarillo brinda un brillo general.

Si esta razón no es suficiente para probar un imprimador corrector de color, también les cuento que hacen que la base dure más y ayudan a ocultar las líneas finas y los poros. Ahora que saben cómo usarlos, pueden elegir el imprimador corrector de color perfecto para cada una...

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos