Yo sigo la regla de las ostras y evito comerlas durante los meses que no terminen en ‘e’.

BAR DE OSTRAS: LAS PERLAS CULINARIAS DE PARÍS

La primera vez que probé ostras fue en París, en un restaurante llamado Pied du Cochon, tarde una noche. Hacía varios meses que estaba en Francia, por lo que era importante que estuviera de ánimo para probar cosas nuevas.

Si bien quizás lleve tiempo acostumbrarse a su gusto, desde entonces se han convertido en uno de mis platos favoritos. Puede que París no tenga salida al mar, pero las costas de Normandía y Bretaña, con algunos de los mejores fruits de mer, o frutos de mar, no están muy lejos, razón por la cual tiene algunos de los mejores restaurantes de mariscos del mundo. Algunos de mis favoritos son los bares de ostras. Yo sigo la regla de las ostras y evito comerlas durante los meses que no terminen en “e”, pero tan pronto como comienza septiembre, me encontrará en algunos de estos lugares.

Cuando uno entra a La Cabane à Huitres se siente como si estuviera apiñado en un bote, de ahí su nombre. El menú está mayormente compuesto por ostras, que se sirven por docena y vienen acompañadas con una botella del selecto vino blanco de la casa. Las mesas comunitarias y el personal siempre cordial le confieren al lugar un acogedor entorno familiar, especialmente apreciado por los extranjeros como yo.

Paris Rendez-Vous

Le Mary Celeste sirve una selección siempre diferente, en su mayoría, de ostras salvajes. Acorde con su oferta de ostras, su nombre náutico le rinde homenaje al gran misterio marítimo del barco “Mary Celeste”, cuya tripulación desapareció en el mar y nunca más fue encontrada. Pero no tema, el personal de este bar está definitivamente a bordo las siete noches de la semana para servirle estupendos cócteles junto con las ostras, ¡la combinación perfecta!

Huîtrerie Régis es una perla culinaria cerca de Saint Germain que sirve exclusivamente ostras de Marennes d’Oléron. Se caracterizan por las algas color azul verdoso que cubren las líneas y su refinado sabor a nuez. La excelente selección de vinos de Huîtrerie Régis es el complemento perfecto, y los precios son razonables para que pueda disfrutar tantas ostras como desee, mientras las pelan frente a sus ojos.

Clamato tiene un bar de 20 pies en donde se sirven las ostras en una de las mitades de la concha; las ostras provienen de Normandía, la Playa de Utah, Maldón y muchos otros lugares. Si le gusta comer ostras con todo tipo de guarniciones, disfrutará de la picante salsa tabasco casera y de la vinagreta de chalote.

¿No ve la hora de ir a París para visitar estos lugares? En Los Ángeles, La Poubelle es mi café francés favorito para comer ostras, mientras que en Nueva York, el Hotel Delmano es el mejor lugar para pedir una porción.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos