Una vez que domine esta receta clásica, puede servir los crêpes franceses de infinidad de maneras.

CLASE DE COCINA: ¡Cómo hacer los clásicos crêpes franceses!

No es necesario asistir a la prestigiosa academia Cordon Bleu en París para aprender cómo servir un plato delicioso de Francia.

Todos los recetarios de los chef franceses incluyen una receta de crêpes clásicos. Dulces o salados, desde la mañana hasta la noche, no existe una manera equivocada de servirlos. En la medida en que respete una sola regla: ¡no rompa el crêpe! Eso lleva algo de práctica. Pero he pasado bastante tiempo en mi pequeña cocina en París durante años, por lo que considero que estoy en condiciones de enseñarle esta receta clásica francesa en el Paris Rendez-Vous de esta semana. ¿Comenzamos?

Necesitará:
• 3 ⅓ tazas de harina
• ¼ taza de mantequilla derretida
• 6 huevos
• Una pizca de sal
• Un vaso de leche
• Una sartén antiadherente grande
• Un batidor, un cucharón y una espátula

Paris Rendez-vous

MEZCLA: en un bol grande mezcle la harina con la sal y bata. En un bol por separado bata los huevos hasta lograr una mezcla homogénea. Agregue la mantequilla derretida y bata; luego, vierta el líquido en los ingredientes secos y mezcle de forma pareja. Agregue leche en cantidad necesaria, hasta que la masa luzca líquida, pero no aguada.

COCCIÓN: precalentar la sartén grande en la hornalla a fuego medio. Enmanteque la sartén y vierta un cucharón completo de mezcla. Con la parte inferior del cucharón, comience a esparcir la masa desde el centro, de forma pareja, con suaves movimientos circulares. Una vez que la masa se solidifique mostrando pequeñas burbujas, despegue suavemente el crêpe de la sartén y voltéelo. ¡En poco tiempo estará listo!

PRESENTACIÓN: deje enfriar los crêpes durante varios minutos antes de decorarlos a gusto y servir. Para el desayuno, me gusta decorarlos con alguna jalea casera, que se prepara fácilmente cortando en rebanadas su fruta de estación favorita e hirviéndola a fuego lento con miel en una olla. Para el almuerzo o la cena, caliente los crêpes sobre la hornalla con jamón, queso y tomate en rodajas. Y de postre, rocíelos con azúcar y unas gotas de limón antes de decorarlos con un poco de helado.

Una vez que domine esta receta clásica, puede servir los crêpes franceses de infinidad de maneras, fácilmente y en cualquier momento del día en su propia cocina. Bon appétit!

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos