Si este lugar no es un paraíso, no sé cuál podría llegar a serlo.

Paraíso francés: un viaje desde París al sur de Francia

Si París es el cielo, entonces el sur de Francia es un paraíso. La Côte d'Azur ha sido durante mucho tiempo una escapada emblemática para todos los parisinos. Cuando el clima se vuelve más cálido, los parisinos vuelan hasta este maravilloso lugar, en busca del sol y el mar que se extienden desde Cassis hasta Niza.

Las escapadas comienzan en primavera, cerca de la época del festival de cine de Cannes, y se incrementan durante el verano cuando parece que todo París se ha mudado al sur durante el mes de agosto. Así fue como descubrí esta parte del país, un mes de agosto, no hace muchos veranos, en la escapada parisina anual. Inmediatamente quedé impactada.

Paris Rendez-vous

Mi amor por el sur es muy especial. Para mí, los lugares como Niza son los que me dejan sin palabras. Un mélange de mar, sol y palmeras de mis raíces en el sur de California, y la cultura y la arquitectura francesas de mi hogar en París. Para mí, en particular, es la combinación más agradable. Y es por ello que vuelvo a menudo, cada vez que se presenta la oportunidad. De hecho, desde la Oficina de Turismo de Niza me invitaron para que vaya durante varios días y descubra la ciudad junto a ellos. Por esto, el lunes pasado tomé un tren en la estación de París-Lyon para un pintoresco recorrido de cinco horas hacia el sur. Los siguientes dos días fueron nada menos que un paraíso, paseando por el famosos Paseo de los Ingleses a lo largo de la costa y descansando junto al mar en playas privadas, debajo de sombrillas rayadas. En el sur de Francia, cuando los días son calurosos, sumerja sus pies en las turquesas aguas del mar Mediterráneo y deje que la fresca brisa de los vientos de mistral acaricie su piel. Y en Niza, es difícil no terminar el día observando, desde lo alto del Castillo de Niza, los rojos y ardientes rosados atardeceres reflejados en la Bahía de los Ángeles. Si este lugar no es un paraíso, no sé cuál podría llegar a serlo.

Y de manera muy natural, cada parisino regresa, después de haber estado en el sur, revitalizado, descansado e inspirado. Me imagino que así es como Lancôme creó la gama de colores de la colección de verano Paraíso francés. Veo los tonos de azul de esas perfectas aguas mediterráneas en sus sombras, los dorados rayos del sol en sus brillos y los resplandecientes tonos de rojos de esos atardeceres para darle color a nuestros labios y mejillas. Por suerte la colección llegó justo antes de mi pequeña escapada, para agregar algunos de mis elementos favoritos a mi valija antes de desaparecer hacia el paraíso. Pero no se preocupe, la semana próxima lo veré de regreso en París...

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos