Este asombroso tono rojo con un toque de naranja y un poco de rosa roza entre clásico y atrevido.

Un toque de pimienta de cayena calienta un clásico parisino

Para cada uno de nosotros, en nuestras ciudades respectivas, existen determinadas cosas, grandes o pequeñas, recurrentes que nos inspiran. París posee detalles suficientes para diseñar una colección en cada esquina por la que pase.

Sin embargo, se dice con frecuencia que la luminosidad global de sus edificios blancos y los techos color gris azulado alientan a los habitantes promedio a contrastar con una paleta de colores parisinos sombríos. Personalmente, incluso después de media década aquí, la muchacha californiana que hay en mí aún se niega a evitar los colores. Veo las esquinas más brillantes de la ciudad como las mayores inspiraciones de mi guardarropa.

Pimienta de cayena

Esta temporada, el color pimienta de cayena continúa atrapando mi mirada, desde la histórica fachada ocasional de una panadería hasta la hilera de sillas de un café, o un hermoso tono de lápiz labial en una transeúnte elegante. Este asombroso tono rojo con un toque de naranja y un poco de rosa roza entre clásico y atrevido. Es exactamente así que he decidido usar este color que actualmente está de moda. Ingresa el impermeable, un básico icónico del guardarropa francés, que se encuentra con mayor frecuencia en las gamas del caqui y el gris. Imagino pleno invierno, la ciudad tiene suficientes gamas de grises bajo el frío y las nubes. Preferiría complementar su lado más colorido siempre que pueda. Por eso me he apartado con una versión diferente de este estilo parisino, en ese tono pimienta de cayena audaz, que levanta la temperatura de mi guardarropa y de las calles de París. No existe mejor manera de complementar esta pieza que no sea con los tonos de lápiz labial tan vibrantes como Color Design en Fearless o L’Absolu Rouge en Rouge Caprice de Lancôme.

De hecho, mi prenda preferida es una reliquia de la familia. Mi abuela compró este hermoso impermeable de gamuza color pimienta de cayena en Beverly Hills en la década de los setenta, y lo usó de varias maneras antes de regalárselo a mi mamá. De alguna manera, con los años esta hermosa pieza llegó a mis manos. Seguramente, ellas no se imaginaban en aquel momento que terminaría marcando un estilo en París. Supongo que solo se está adaptando para fusionarse de alguna manera con estos lugares nuevamente. Parece ser mi manera…

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos