¿Qué hace que un lugar se convierta en nuestro hogar?

Ma Vie Quotidienne: la vida es hermosa en París

“¿Cómo es vivir en París?”. Las personas que conozco en mis viajes con frecuencia me hacen esta pregunta. Mudarse al exterior puede comenzar como una experiencia extraña y abrumadora. En un país nuevo, es posible que parezca que todo es diferente. Sin embargo, inevitablemente, comenzamos a establecernos y a llamarlo nuestro hogar.

¿Qué hace que un lugar se convierta en nuestro hogar? ¿Es donde los amigos y la familia nunca están lejos? ¿Es donde los alrededores parecen seguros y familiares? O bien, ¿es simplemente donde llega nuestro correo y nuestro wifi se conecta automáticamente? Solo ustedes pueden responderlo.

Paris Rendez-vousEn mi opinión, se trata de las pequeñas cosas. Es mi vida diaria, o ma vie quotidienne, como decimos en francés, la que me hace sentir que París es mi hogar. Por ejemplo, saber casi todos los nombres de las calles mientras camino por la orilla derecha, o en qué tienda curiosear en Saint Germain para encontrar el vestido de verano perfecto, o dónde encontrar la mejor baguette cerca del Canal Saint Martin. Estas son las cosas que me hacen sentir que pertenezco a este lugar, que día tras día París es mi hogar. De hecho, durante los dos últimos meses, he trabajado duro con una guía que contiene todos mis lugares favoritos donde siento esas cosas, y mi vida cotidiana ocurrió casi siempre así…

Cargo mis baterías cada mañana mientras tomo una taza de té; luego, preparo mi bolso para pasar un día completo fuera de casa con algunos productos de belleza esenciales. La ciudad es mi oficina y mi musa de forma simultánea, a medida que deambulo por la ciudad sacando fotos panorámicas, entre las reuniones con los contactos de la prensa o los propietarios de las pequeñas empresas, cuyos negocios, restaurantes, galerías, entre otros, elijo fotografiar. Es posible que tenga hasta cinco lugares para fotografiar en un día, pero en París siempre nos hacemos tiempo para una conversación amistosa y, en mi caso, para ir caminando a todas partes. Es esencial para mi vida cotidiana poder observar e inspirarme, y quemar las calorías de los croissants. En el medio, me detengo en mis cafés y cafeterías favoritos para reponer energías y abro mi computadora portátil para escribir algunas páginas. Después de un par de meses como este, seis días a la semana… voilà! Mi libro está terminado.

La vie est belle en París, mayormente cuando nuestro trabajo rinde sus frutos. Así que ahora, después de aproximadamente dos años de compartir algunas de mis mejores recomendaciones de la ciudad aquí con ustedes, pueden tener esas direcciones y muchas más en un libro de bolsillo con mi guía local, The HUNT París. Incluye aproximadamente 150 de mis lugares favoritos para comer, beber, hacer compras, pasear, y mucho más. Feliz aventura…

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos