Y voilà, justo la clase de susto de Halloween que estaba buscando… à la française, naturalmente.

Père Lachaise: un lugar espeluznante en París

Lo cierto es que hay algunas tradiciones de mi hogar en los Estados Unidos que extraño aquí en Francia. Celebrar Halloween es una de ellas. Sucede que es una de mis celebraciones favoritas, pero en Europa pasa casi desapercibida. Hay un cierto je ne sais quoi flotando en el aire en esta época del año. Un ligero escalofrío, un brillo ámbar, algo un poquito espeluznante a finales de octubre que me pone de humor para un buen susto. Pero parte de la tarea de formar un hogar en el exterior involucra volver a imaginar nuestras viejas tradiciones y transformarlas para que se adapten a los nuevos lugares. Así que cada año, cuando las hojas comienzan a cambiar y Halloween se acerca, me tomo una tarde libre para ir a dar un paseo fantasmagórico por Père Lachaise. Esta vez, para estar acorde a la ocasión, mi atuendo del día es mi capa negra favorita, un estilo de ojos ahumados con la nueva paleta Auda[city] y un sensual tono de L’Absolu Rouge Definition en Le Pourpe.

Paris Rendez-vous

Père Lachaise es el cementerio más grande de París. De hecho, es tan grande que hasta sus calles tienen nombre propio, o mejor dicho sus callejones de adoquines flanqueados con árboles y designados con nombres y distritos para ayudar a las personas a ubicarse. En algunos de estos encontrará las tumbas de sus residentes permanentes más famosos. Entre ellos se encuentran escritores como Oscar Wilde y Balzac, compositores como Chopin y Bizet, e incluso la estrella de rock estadounidense, Jim Morrison. A pesar de los turistas que atrae, la mayoría de las esquinas del cementerio permanecen bastante silenciosas y solitarias. Pero eso es lo que me gusta de este lugar.

Mi paseo anual por este inquietantemente bello lugar es un momento en que encuentro soledad, observo las doradas hojas caer y exploro la adornada belleza de las tumbas cuyos orígenes se remontan a tantas épocas de Francia, todas juntas aquí, en esta ciudad de almas en eterno descanso. Sobre todas las cosas, Père Lachaise es tan solo otro lugar en París donde se puede apreciar la historia. Pero de vez en cuando, doblo en una esquina y se me eriza la piel. De repente, recuerdo que en Père Lachaise, uno nunca está verdaderamente solo. Y voilà, justo la clase de susto de Halloween que estaba buscando… à la française, naturalmente.

Agregado a sus favoritos
Confirmación de favoritos

Se ha agregado el producto a Favoritos

Ir a favoritos